Conozco a Eduardo Amor desde hace casi veinte años. Desde el inicio de la relación profesional he admirado su pasión infatigable y dedicación hacia las materias en las que está especializado -muy en especial el urbanismo-, así como la energía y el trabajo en equipo del bufete que lidera. Por supuesto que lo recomendaría